jueves, 11 de febrero de 2010

PALABRAS SIN VOZ por Pepi

Si la voz no tiene palabras, habrá que crearlas.

Por favor, sea breve, dijo Marui, que el olor a muerte de mi propia vez, me está mordiendo los ojos. Sea precisa en el tajo vieja, no vaya a arrancar ni una brizna de vida más de la precisa. No vacile, que los muslos de mi niña están llorando por dentro y sus entrañas y sus porqués, gritan sin voz.
Sea breve gitana, que no le tiemble el filo raído, ni las espinas de acacia para perforar. Cósale la vulva, la boca y la razón, para que las manos que alguna vez la gocen, rían necias sobre la digna cicatriz.
Pero acabe pronto, que hace ya me ronda en la piel un absurdo. ¿Acaso mi hija, rota o entera no es un ser humano?

8 comentarios :

Paula dijo...

Me quedé impresionada cuando lo escuché ayer. Es increíble todo lo que se puede decir con tan pocas palabras.

Pepi dijo...

Gracias Paula.
Me apetece mucho tratar este tema en un relato más amplio.
Hay tanto por denunciar, tanta locura callada.Besos.Pepi.

jdc dijo...

Se nota la calidad de una escritora cuando es capaz de decir mucho, y decirlo así de bien, de modo tan breve

Anónimo dijo...

Muy bueno Pepi, gracias por ponerlo. Un beso. Alicia.

Toñi タンポポ dijo...

Me ha impresionado, Pepi. Es un relato que te lleva al lado mas triste de la vida. Fuerte,si.

Un beso

Pepi dijo...

Gracias a todos,no sé que deciros, solo me sale eso:gracias, gracias, gracias. Pepi.

Teresa dijo...

No puedo añadir más a lo que ya han dicho las compañeras. Enhorabuena, Pepi.

Anónimo dijo...

Una breve pero intensa denuncia que con pocas palabras expresa todo el horror de semejante atrocidad. Con los términos precisos, bien escogidos y exactos.
Bien por ti.

Cristina