miércoles, 26 de noviembre de 2008

EL SEGURO. Trinidad Alicia García Valero

L EL SEGURO

Volvía a casa, había comido algo con los compañeros, seguramente me sentó mal, pues tenía el estómago revuelto y ganas de vomitar. Aceleré el paso, en estas condiciones sería mejor llegar pronto. Las calles en mi barrio no están muy iluminadas y cuando son más de las nueve en invierno, no es seguro andar por ellas. Como siempre, pasaba por debajo del letrero de la funeraria, donde se leía: “Funeraria la Dolorosa,” siempre que paso por allí, pienso en que no tengo seguro de muertos, que puedo morir en cualquier momento y, ni un rincón donde echar mis huesos. ¡Me entra una angustia! Y me acuerdo de mis muchos males. También recuerdo lo que me contaba mi abuela, cuando iba al pueblo en las vacaciones de Navidad. Me hablaba mucho del cementerio, (tal vez me siento influenciada por esa razón). Al lado de la chimenea chisporroteando los leños, la leyenda tomaba forma en su boca: Muchos años antes de ella nacer, a los vecinos del pueblo, el señor Conde, dueño de todas las tierras de la comarca, les regaló una bolsita con pepitas de oro, la condición era que con ese oro se construyeran una tumba en el pueblo. Dijeron que sí y marcharon a la ciudad sin hacerlo. Querían disfrutar de la riqueza. Pero allí no era lo mismo, peleas, robos, crímenes… Todos añoraban la tranquilidad del pueblo, su tierra roja, sus encinas, el dorado amanecer. Se entristecían cada vez más, pero algo misterioso les impedía volver… Murieron uno a uno, en sus lujosas mansiones, muy, muy, ricos… No cumplieron la promesa y nunca fueron enterrados. Cuenta la leyenda, que al toque de las campanas, vagan aullando por las calles del pueblo, en busca del cementerio. Y que el señor Conde, terrible brujo que murió extrañamente y nunca fue sepultado; jugaba con las almas, convirtiéndolas en espíritus errantes.
No tengo seguro. El dolor de estómago se me ha ido. Tras de mí, tintinean las luces de la funeraria. Un farol se ha apagado. Todas las sombras me siguen, aprieto el paso. ¡Por fin en casa! Subo corriendo la escalera mientras me digo:_¡mañana mismo me hago el seguro de los muertos!

domingo, 23 de noviembre de 2008

UNA BICICLETA. Mercedes Zayas

Lo único que le importa es escuchar música en su coche cada día, siempre al atardecer, en el trayecto de vuelta a casa del trabajo . Durante unos minutos su pecho alberga alegría, ilusión y consuelo y las luces verdes de neón del corte inglés de su ciudad, vistas desde su coche y a lo lejos, le parecen cualquier cosa distinta siempre. Como así sucedió aquel trágico atardecer de septiembre del que vagamente recuerda una bicicleta verde o roja y la violencia con que salió del coche.
No ha tenido abogada y tampoco ha podido subirse a ningún estrado, mucho menos pagar una fianza pero cada día sueña desde el psiquiátrico con unos pezones duros y un poco de mermelada y como una marmota acumula reservas para el otoño.

EL VINO Y LOS CINCO SENTIDOS. Mercedes Zayas

A mí que soy una serpiente, un león, un toro e incluso un carnero, que me transformo en infinitas ocasiones o me disfrazo de niña en muchas otras, a mí que soy muerte y resurrección, que soy joven y añejo y lleno barcos con sonidos de flautas, a mí que tengo un templo, me llaman Dios e invito a las mujeres a participar en mis orgías o creo un culto, a mí que recorro todo el mundo, que soy alegría y tristeza, que formo parte de una mano creadora, que tengo hijos y derramo mi sangre, a mí que construyo puentes y vivo en mares y montañas, que me alimento con miel y estoy con ninfas y musas, a mí que educo en las artes, mato y doy vida, que soy locura y asciendo al cielo y desciendo al infierno o lucho contra Titanes, a mí no me nombres. Habla de ellos, de mí padre Zeus, de mi madre Sémele, de mi abuela Rea o de mi abuelo Cronos pero no de mí, a mí no me nombres , yo escapo de los cinco sentidos.

lunes, 10 de noviembre de 2008

Soneto de Teresa

Después de leer los sonetos de los compañeros, me da cierto pudor colgar el mío. No os costará mucho creer que es el primero que escribo en mi vida. Eso sí, me he divertido mucho cuadrando las métricas y las rimas. Ahí va eso, con perdón de las letras castellanas.


Soneto “De cómo la Navidad llega en Octubre”
Mª Teresa Sandoval Parrado

Otra vez se adelantaron las fechas
Como si la vida ya no fuera breve
Para quitarnos de un plumazo leve
Esos días de calma satisfecha.

Antes que lo sepamos llega derecha
La blanca Navidad, sin mucha nieve
Mientras en el supermercado llueven
Marquesas, turrones y demás cosechas.

¡Por Dios! ¡Qué velocidad y qué atropello!
Cuántos kilos de más en el coleto
¡Qué largo es un diciembre de tres meses!

La Viuda y doña Gimena gracias al plebeyo
Harán en otoño su agosto completo
Podrás comprobarlo en cuanto te peses.

Eloy Sánchez Rosillo en Albacete


Invitado por la Universidad de Castilla La Mancha en su ciclo "5 poetas en otoño" hemos tenido el privilegio de recibir al poeta murciano Eloy Sánchez Rosillo. El jueves estuvo dando una conferencia en la Facultad de Humanidades y el viernes dió una charla en el I.S.B. de Chinchilla "Cinxella" como clausura de unas jornadas poéticas que ha impartido nuestro amigo y poeta Frutos Soriano. A esta charla asistimos algunos miembros del club, entre ellos Teresa, como coordinadora del club de lectura "La colmena", que también fue invitado al acto, y yo.

Eloy leyó algunos poemas que resultan emblemáticos dentro de su obra como "La playa", "La luz no te recuerda" o "En mitad de la noche". También nos leyó sus nuevos poemas del libro recientemente publicado: "Oir la luz" de Nuevos Textos Sagrados de Tusquets, dirigida por el poeta, escritor y profesor Antoni Mari. Estos nuevos poemas abandonan el tono elegíaco que caracteriza su obra poética, tornándose hacia la celebración de la vida. Además, tuvimos la ocasión de escuchar poemas inéditos.

Al finalizar la charla, los chinchillanos nos invitaron a bizcochos y mistela y tuvimos la oportunidad de charlar de forma distendida con el autor, siempre tan cercano y tan amable.


Teresa, Eloy y yo

Copio aquí un poema de Eloy que nos entregaron en el evento y fue publicado en un tríptico especial para la ocasión:

EL VIAJE

Saber que estás ahí, mientras trabajo
en el cuarto de al lado, mientras busco
a solas el poema, me estimula,
me da ilusión y fuerza y esperanza.


Yo me voy a mis sueños y me adentro
por inciertas regiones en las que nunca estuve.
No admite compañía esta aventura:
es preciso estar solo para hallar lo que importa.

Me pierdo en ocasiones, pero a veces encuentro
extrañas maravillas que nadie ha visto antes.
Por favor, no te vayas y espera mi regreso;
tu serás cuando vuelva, la primera en mirarlas.


Autor: Eloy Sánchez Rosillo

Soneto A-Dios


Un soneto me manda hacer Alicia,
Yo que nunca he tejido un solo verso;
Ardua la tarea en que me hallo inmerso,
que me exige denuedo más pericia.

Ahí no se detiene su malicia:
pide citar al Dios del Universo.
El nombre me coloca del reverso,
me causa bilis, me sale ictericia.

A ese Dios injusto, cruel y arbitrario,
que glorifican en cada homilía,
no quiero yo verlo en el vecindario.

Si yo fuera Dios, sabéis lo que haría:
Liberar al mundo de su mal fario.
Sí, sin dudarlo, me suicidaría.






Miguel Angel









SONETO 3, Trinidad Alicia García Valero.

SONETO-3-

Aquí estoy calavera y notorio,
de muertos tengo el cementerio lleno,
no le temo a cielos ni a infiernos,
soy una mala copia del tenorio.

¡Dios, confieso no estar arrepentido!
Vivo feliz, ningún remordimiento,
no sueño con vivos ni con muertos
y es un placer…Todo lo he conseguido.

No sé que es alma, si, late el corazón,
en este pecho alegre, inmenso fuerte,
capaz de disfrutar, ¡fuera el encierro!

Alguna vez me lastimé,¡burda ilusión!
Camino por entre laberintos de muerte,
y, sin mentido dolor, veo mi entierro.

SONETO I. De Trinidad Alicia García Valero.

SONETO I

Me invade la nostalgia, día hermoso,
otoñal, sacas dolor de mí y asperezas,
alterno la alegría y la tristeza,
con sueños de ese amor esplendoroso.

Pasó, como pasan las nubes de verano,
como llega el otoño y el invierno.
Entre fragor de cielos y de infiernos.
Infeliz espero, esa mano en mi mano.

¡ Suplico Dios, si eres verdad que dudo!
Ante las puertas blancas de lo eterno qué,
dorada y anunciada felicidad,

encuentre sin lamentos, sombras ni nudos,
y brillando mis ojos de ilusión y fe,
extenderé mis manos a tí, gran inmensidad.

domingo, 9 de noviembre de 2008

Soneto

Sentí llegar tarde a la sesión de sonetos, pues es una forma poética que me gusta mucho. Por eso aprovecho para colgar el que escribí y que lo podáis leer:

Del barro, Dios, tu cuerpo ha modelado
consiguiendo una suave anatomía.
Yo exploro tu dulce geografía
al despertar, y estás siempre a mi lado.
El calor que tu carne me ha dejado,
cuando tu piel se funde con la mía,
me abrasa, pero al tiempo me confía
como fuego de amor enamorado.
Quedándome finalmente vencido,
al guión de tu ritmo me someto,
a tu exacta cintura me he ceñido.
Mi avaricia saturas por completo,
y en respuesta de un ser agradecido
te dedico este explícito soneto.

sábado, 8 de noviembre de 2008

Mi soneto (Paula)

Hola a todos, por fin me estreno en el blog. Voy a colgaros el soneto que leí el otro día, y que como ya os dije lo escribí cuando estaba embarazada de mi hija Irene.

Si ya te amaba antes de que fueras,
y de que Dios soplase tu latido.
Si deseaba en mi vientre hacerme nido,
ver en mi piel tu piel y que crecieras.

Si ya te amaba así, desconocido,
ahora que tus huellas son certeras,
ahora que te siento ya de veras,
sangre con sangre, y de latir sentido,

ahora que en mis venas te enmarañas,
y eres tú justo aquí, dentro, conmigo,
haciéndome sentir cosas extrañas.

Ahora eres locura en el ombligo.
Eres polvo de sol en mis entrañas,
y en nombre del Amor, yo te bendigo.

jueves, 6 de noviembre de 2008

Soneto de Toñi

Mi profe pide escribir un soneto
Con la palabra “dios” como clave
Aunque prefiera escribirlo con “llave”
Para acabar bien el primer cuarteto.

Pero ha dicho “dios” y cómo meto
La palabra en medio de esta nave
Donde entre tantas aguas no cabe
Vocablo tan profundo y tan concreto.

Pues nada, con la tozudez de un mulo
Más esta pluma guiada por Apolo
El primer terceto ya me lo pulo.

Y ¡voilá! El fin llegó ¡Cómo molo!
Y aquí pongo el “a-dios” con disimulo
Y si no gusta, que le den … otro soneto.

Microrrelato leyenda urbana, por Toñi


En el lejano país del que vengo, existe la leyenda de que en cien años una muchacha del pueblo llano, que proceda de una familia normal sin tener por qué ser de noble linaje, que estudie su carrera y se case y más tarde se divorcie si así lo desea, algún día obtendrá el amor de un príncipe verdadero.


Para ello, no necesitará zapatillas de cristal, ni manzanas envenenadas, ni siquiera una trasnochada hada madrina. Sólo presentar el telediario en esa hora tonta en la que algún príncipe, aburrido y cansado de su solitaria vida, haga zapping desde el cómodo sillón de su fastuoso palacio

miércoles, 5 de noviembre de 2008

La propuesta para la reunión del miércoles 19 de noviembre



Os propongo que escribais un microrrelato que se ajuste a lo que se pide en las bases del concurso que a continuación os copio, las cuales he encontrado en la página:

http://www.microrrelatosabogados.com/bases.htm

I CONCURSO DE MICRORRELATOS SOBRE ABOGADOS

Bases del Concurso

1. Cualquier ciudadano podrá presentar un relato breve, original e inédito, sobre abogados con una extensión máxima de 150 palabras.
2. El relato deberá contener obligatoriamente cinco palabras que el Comité de selección fijará mensualmente. Estas palabras pueden consultarse pinchando en este enlace, que será renovado todos los meses con las nuevas palabras de obligatoria inclusión.

EN NOVIEMBRE SON:
Abogada
Estrado
Fianza
Mermelada
Marmota

3. Los textos podrán ser enviados a través de dos vías: rellenando el formulario o por correo electrónico a microrrelatos@cgae.es, en un documento adjunto en formato Word. Sólo se admitirá un texto mensual por participante. Deberá incluir los datos completos del autor (nombre, apellidos, dirección, teléfono de contacto y e-mail).

4. Los relatos seleccionados se publicarán en las web http://www.abogados.es/ y en : http://www.mutualidadabogacia.com/, y mensualmente será premiado uno de los publicados. El premio mensual será de 500 euros. Los doce relatos premiados pasarán a la final en la que el ganador obtendrá un premio adicional de 3.000 euros. Los primeros relatos seleccionados se publicarán a partir del 10 de septiembre.
5. El Consejo General de la Abogacía Española y la Mutualidad General de la Abogacía se reservan el derecho de publicación y edición de los microrrelatos, tanto en internet como en edición impresa.
6. Los nombres del ganador mensual y final se comunicarán a través de http://www.abogados.es/ y http://www.mutualidadabogacia.com/.
7. Un comité de selección, formado por abogados y periodistas, realizará la selección de los relatos premiados y de aquellos que, sin ser premiados, merezcan ser publicados en las webs. Un jurado, formado por escritores, periodistas y abogados, elegirá el ganador final.
8. La participación en el concurso supone la plena y total aceptación de las presentes bases.
9. Todos los datos personales incluidos en este concurso serán objeto de tratamiento automatizado en el FICHERO DISTINCIONES Y PREMIOS cuya finalidad es la gestión y control de las distinciones y premios concedidos por el CGAE, control de los galardonados y de los participantes, comunicación pública de los galardonados con las distinciones y premios. Sus datos personales no serán comunicados o cedidos a terceros. Los responsables del fichero son el CONSEJO GENERAL DE LA ABOGACÍA ESPAÑOLA y la MUTUALIDAD GENERAL DE LA ABOGACÍA, con domicilios en el Paseo de Recoletos, 13, 28004 – Madrid y Serrano, 9, 28001 – Madrid, respectivamente.
10. El interesado podrá revocar su consentimiento así como ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición ante el citado responsable del fichero y en la dirección indicada.
Pues nada, a ver cómo os las ingeniais para mezclar la marmota con la mermelada, la fianza, la abogada y el estrado.

Y quien quiera, que lo envíe a la página.

Nos vemos el miércoles.


Toñi