domingo, 3 de agosto de 2008

INSOMNIOS de Trinidad Alicia García Valero

INSOMNIOS

Cuando en la cama
Cansada, entre las sábanas frías,
el insomnio me puede,
oigo el ruido
incierto y tenso
en mi cabeza.
Ardiente de tanto velar.

Cierro los ojos y
una luz quieta, la punta
del miedo. Cuando
la pena intenta dominar
el vacío, la noche
se agranda y,
son rojas las nostalgias que
sangran sin un ¡ay! son
luces apagadas en el silencio
y un desespero quieto
amansa, quema.

Alargada mi sombra,
inquieta, escurridiza,
abandona la cama.
Asalta el botiquín.
Y siento la esperanza vaga
del sueño tranquilo.
Y me siento feliz, olvidada.

El brebaje traidor
calma, ayuda, adormece.
El vacío se duerme y,
un Morfeo ambulante y falso,
te enreda entre mantas revueltas
y, no viene el olvido...

4 comentarios :

Toñi dijo...

Hola Alicia!!

Me gusta eso que dices de "que la noche se agranda". Es cierto que el insomnio desproporciona las proporciones ... o algo así.

Otra cosa: ¿no viene el olvido?

Un beso. Toñi

Anónimo dijo...

Con mucha lucha y paciencia, creo que si, llega el olvido.
Alicia.

Teresa dijo...

Hola Alicia.

Me gusta mucho tu poema. Es triste pero es una realidad cotidiana contada de una manera muy bella.

Me parece muy buena la idea del Morfeo falso y ambulante. A falta del otro, que vende tan caros sus dulces abrazos, bueno está.

Besos y gracias por animar el blog en época de vacaciones.

Anónimo dijo...

Gracias a tí y besos.
Alicia.