domingo, 13 de octubre de 2013

 
 
Ejercicio rápido del Club de Escritura la Biblioteca. Alicia.
Mis personajes:

La suicida, el saxofonista ciego y la mosca.

El saxofonista ciego tocaba a la entrada del metro, el blanco de sus ojos relucía especialmente al sonido de la dulce melodía y yo, que aun siendo una mosca leída, no entienda mucho de música, empecé a sobrevolarlo haciéndome la interesante y él, a espantarme.
De repente, un grupo de personas se arremolino en torno a un pino, me desplacé hasta allí en un vuelo y vi a una mujer subida a él amenazando con tirarse si no detenían de inmediato el desahucio de su casa.
"Estas cosas sólo pasan en Nueva york…”_ pensé_.  El saxofonista ciego que era ciego pero no sordo y además, como todos los ciegos, tenía un sexto sentido, se acerco al grupo y comenzó un discurso sobre la justicia y la igualdad; (por supuesto en español, que había muchos latinos por allí), pero la gente pasaba de él y lo único que le importaba era ver si la suicida terminaba por tirarse o no del pino.
yo continué ronroneando en torno a ellos, como buena mosca cojonera que soy, mi deber es incordiar al personal.
se hizo la noche, el ciego, que no se daba cuenta, continuaba con la charla y la gente  se iba marchando aburrida. ¡No había tragedia! La suicida, viendo que nadie le hacía caso, se bajó del pino, se agarró del brazo del saxofonista y los dos acurrucaditos, caminaron hasta las escaleras del metro seguidos por esta pesada servidora, que no podía perderse el singular idilio.  

 
  

4 comentarios :

Robert dijo...


Me congratulo de ver que sigues conservando el sentido del humor. Y
me ha gustado.
Un abrazo.
Robert.

Alicia dijo...


Gracias por comentar Robert, y como verás,no puedo ir perdiendo cosas por hay, que no estoy para tirar.
Otro abrazo.

Paula Martínez dijo...

Muy bueno Alicia. Ya ves, el amor surge en cualquier situación, y donde menos se espera. Me gustó mucho cuando lo escuché, y más ahora que lo leo.

Besos.

Pepi dijo...

Hala con la mosca, que chula...
Muy bien escrito Alicia.