lunes, 19 de enero de 2009

CUMPLEAÑOS. Mercedes Zayas .

Ignoras cómo vomitar ese día

en el que cumples treinta y dos.

Lo ignoras completamente.

Te encuentras en la edad de nadie,

de nada y de todo al fin.

Has ignorado abrazos

que apenas te han dado

hace ya algunas horas.

Te ha hecho daño pero no te engañas.

Hoy no es un día cualquiera,

nunca lo es el día de tu cumpleaños,

lo sabes, no sucede un día dos veces.

Únicamente hoy cumples treinta y dos.

Cae entonces la tarde,

es invierno y hace frío,

la tarde es corta en la ciudad.

Has ido a buscar un libro para un amigo

y ahora regresas a casa

subida por azar en autobús.

Te sientas rozando apenas el aire

y lentamente sucede el milagro.

En el centro mismo de tu silencio,

muy sola lo acaricias,

y agradeces, con el suave gesto

de tu sonrisa,

el amor por la vida.

Nada. Llega la noche ...

3 comentarios :

Toñi dijo...

Hola, Mercedes!!

Yo pienso igual: el día del cumpleaños es un día importante.

Me gusta mucho el final. Da un toque de esperanza a este poema que empezaba tan desolado...

Un beso.

Anónimo dijo...

Gracias, Toñi.

Un abrazo.


Mercedes

Anónimo dijo...

¡Felicidades! Es un gran día y no se repite. cumplir años emociona y desalienta, pero siempre te habla de vida. Un beso Alicia.
Me gusta el poema.