sábado, 1 de agosto de 2009

Cuando el mar está en calma. Mercedes Zayas

Cuando el mar está en calma, amigo mío,

como esta tarde,

es apenas un suspiro el rompeolas

y un ligero rumor de caracolas

penetra en mis entrañas.

Cuando el mar está en calma, amigo mío,

como esta tarde,

y vuelan las gaviotas,

puedo escribir los versos

más trágicos y tristes

sin tener papel o lápiz.

Pero no, no te engaño, amigo mío,

cuando el mar esté en calma

y las campanas del campanario estén sonando

como esta tarde, vive.

Es un amor maldito, amigo mío,

cuando pasa la vida tan corriendo,

detenerse a escribir los versos más bellos

y profundos como yo hago esta tarde.

Cuando el mar está en calma.


Mercedes Zayas

5 comentarios :

Anónimo dijo...

Me parece un poema hecho de varios poemas. Creo que estos versos ya los he leído muchas veces.

Anónimo dijo...

No sé a qué varios poemas te refieres, me dices cuáles son en concreto? o me quieres decir otra cosa? Estos versos no has podido leerlos antes porque son únicos... Gracias por leerlos y comentar.
Un saludo, anónimo.

Mercedes

Pepi dijo...

Mercedes gracias por detenerte, como de un modo tan bello dices en tu poema, a escribir estos versos para que los demás podamos disfrutarlos. Me gustan de verdad. Un beso. Pepi.

Anónimo dijo...

Llegué por casualidad a este blog y leí tu poema, creo que no vas a llegar muy lejos con la poesía. Muy malo.

Anónimo dijo...

No pretendo llegar a ningun lado ..., muchas gracias por comentar.

Un saludo.

Mercedes