lunes, 10 de noviembre de 2008

SONETO I. De Trinidad Alicia García Valero.

SONETO I

Me invade la nostalgia, día hermoso,
otoñal, sacas dolor de mí y asperezas,
alterno la alegría y la tristeza,
con sueños de ese amor esplendoroso.

Pasó, como pasan las nubes de verano,
como llega el otoño y el invierno.
Entre fragor de cielos y de infiernos.
Infeliz espero, esa mano en mi mano.

¡ Suplico Dios, si eres verdad que dudo!
Ante las puertas blancas de lo eterno qué,
dorada y anunciada felicidad,

encuentre sin lamentos, sombras ni nudos,
y brillando mis ojos de ilusión y fe,
extenderé mis manos a tí, gran inmensidad.

3 comentarios :

Toñi dijo...

Muy bonito, aunque un poco triste.

Un abrazo. Toñi

Teresa dijo...

Yo también opino como Toñi. Un soneto triste, pero muy bien escrito. Me ha gustado mucho.

Anónimo dijo...

Está muy bie; y no importa que sea triste.
¡Qué manía con lo trisate!
A mi me gustan las canciones
y los pooemas trstes;cuando mi ánimo no está exultante no me apetece oir sevillanas.

Jose Arístides